miércoles, abril 13, 2011

No body tells me


¿Por qué te conocí?
¿Por qué me gustaste?
¿Por qué las cosas se dieron?
¿Por qué me respondiste?
¿Por qué me llamaste?
¿Por qué me miraste así?
¿Por qué me buscaste?
¿Por qué dijiste que me querías?
¿Por qué te olvidaste?
¿Por qué creo que eres lo único que quería?
¿Por qué no te olvido?
¿Por qué te sigo queriendo?
¿Por qué te entretuviste?
¿Por qué caí?
¿Por qué todo fue tan dulce?
¿Por qué todo se dio tan fácil?
¿Por qué fue recíproco?
¿Por qué comenzaste tú?
¿Por qué abandonaste el juego?
¿Por qué nunca más respondiste?
¿Por qué estas con ella?
¿Por qué creo que si no eres tú no es nadie?
¿Por qué vuelve a salir el tema?
¿Por qué se abre la herida?
¿Por qué no lo superé?
¿Por qué eres perfecto para mí?
¿Por qué ella?
¿Por qué yo no?
¿Por qué te confundiste?
¿Por qué me confundiste?
¿Por qué tú seguiste con tu vida?
¿Por qué yo sigo aquí?

2 comentarios:

  1. Sirve realmente tener las respuestas? Sirve de verdad seguir dándole vueltas una y otra vez ...
    Lamentablemente, no hay respuestas correctas para esas preguntas, pero por ahora, o queda más que tratar de sanarse ...

    Te adoro ♥

    ResponderEliminar